La Mediación y el deporte; la asignatura pendiente de las Federaciones | Manuel Merelles Pérez

La Mediación y el deporte; la asignatura pendiente de las Federaciones

La Mediación y el deporte; la asignatura pendiente de las Federaciones.

Si la Mediación está siendo asumida desde ciertos ámbitos como un sistema óptimo para la gestión y resolución de los conflictos, las instituciones deportivas deberían asomarse a la puerta abierta que supone la Mediación y así, dar respuesta a las controversias surgidas de las relaciones e intereses económicos, personales, incluso interculturales, propias del mundo del deporte; esto es, el conflicto deportivo.

Desde las propias instituciones deportivas, locales, autonómicas, nacionales e internacionales siempre se han intentado mantener los conflictos deportivos al margen del ordenamiento jurídico común mediante sistemas de autorregulación, como la denominada disciplina deportiva, la conciliación extrajudicial y el arbitraje deportivo. Pero, ¿qué ocurre con la Mediación?.

Cuando a la jurisdicción ordinaria, cada vez más, llegan conflictos a los que las Federaciones no han podido dar respuesta mediante sus sistemas autocompositivos y heterocompositivos, se hace necesario tender la mano a aquéllas, con el objetivo de mostrar los beneficios y ventajas que supondría la adopción de la Mediación como un método alternativo de la gestión de las controversias.

El propio Tribunal de Arbitraje Deportivo del Comité Olímpico Español ha sido consciente de esta necesidad y ha recogido la oportunidad mostrada desde el mundo de la mediación, para impulsar la creación de un sistema que viene a dar respuesta a las disputas que surgen en las relaciones entre los clubs, los deportistas, entrenadores, árbitros, promotores, agentes, patrocinadores, medios de comunicación, compañías aseguradoras, incluso entre las entidades públicas y privadas, comités y Federaciones que giran en torno al mundo del deporte.

Pero la Mediación no sólo es una respuesta al mundo del deporte profesional. El ámbito del deporte escolar, de base, amateaur o de veteranos, son las principales instituciones donde los deportistas se forman y aprenden patrones de comportamientos, integración y aceptación, más si cabe cuando cada vez es mayor la presencia de la mujer en el deporte y la de deportistas de otros países.

Y es precisamente en estos ámbitos del deporte, donde la falta de recursos económicos, materiales y humanos o las limitaciones presupuestarias de los clubs, justifican que las Federaciones asuman y ofrezcan una alternativa como la Mediación, que ofrece ventajas por su rapidez, flexibilidad, igualdad, por la garantía de confidencialidad, por suponer una solución que se ajusta a las necesidades de las partes y es duradera en el tiempo, o por permitir incluso  acuerdos parciales, además de ser la alternativa más barata respecto de otros procedimientos.

Todo ello supone una inmejorable oportunidad para que las Federaciones, asociaciones y clubs, recojan el guante lanzado desde la Mediación, especialmente aquellas que tutelan los deportes de mayor seguimiento en nuestro país, como el Fútbol, el Baloncesto o los deportes del motor, sin olvidar, por supuesto, el resto de disciplinas.

Pero, ¿cómo?. Sin duda, primero conociendo la Mediación, acercándose, promocionando, fomentando y divulgando la Mediación y finalmente, asumiendo los servicios y protocolos de la Mediación en su normativa, reglamentos y estatutos.

Más información

Sin comentarios | Leído 286 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*